NUESTRO VOCAL

JHON GALVALLY

Jhon Galvally es socio del club desde el año 1972, cogió las riendas de la sección sustituyendo a Luis Sanches el año 2018, de profesión ingeniero ya jubilado, lleva muchos años participando en todas las actividades del club, tanto el como toda su familia.

CALENDARIO DE ACTIVIDADES

NUESTRO CALENDARIO PARA ESTE AÑO 2019

  • Mayo dia 5:  Pico Paisanu desde Alevia
  • Junio dia 23:  Sotres – Peña Maín – Tielve
  • Julio dia 28: La Hermida – Collado de Hoja – Bejes – La Hermida
  • Septiembre dia 22: Marcha de Veteranos (Pendiete decidir Ubicacion  Alto Campoo/Vega del Naranco)
  • Octubre dia 13: Peña Yagos
  • Dieciembre dia 15: Marcha del Turron

El calendario es orientativo, por motivos de meteorologia o tecnicos se pueden cambiar de ubicacion las marchas y/o fechas.

Compartimos Calendario con el Club Picos de Europa, por lo que si quieres puedes hechas un vistazo tambien a su calendario.

Las convocatoria seran comincadas previamente via Email, Web y/o redes sociales, estate siempre atento a ellas.

Es obligatorio estar federado para participar en nuestra excursiones.

 

RECOMENDACIONES DE LA SECCIÓN Y FORMULARIOS

POR UNA MONTAÑA SEGURA – RECOMENDACIONES DE LA SECCIÓN

  • Planifica la Actividad
  • Equipa tu mochila adecuadamente, y mantén la Bici en un estado optimo y revisada.
  • Actúa siempre con prudencia

Si vas a salir al medio natural caminando o en Bici de montaña deberás tener en cuanta estos consejos básicos. Practicar Bici de montaña, excursionismo o senderismo con seguridad no es difícil, pero que en el medio natural gran parte de lo que te suceda depende de ti, de tus acciones y decisiones, así que por tu disfrute y el de quienes te acompañan nunca olvides seguir estos tres sencillos pasos … y FEDERATE !!!

FORMULARIO PARA SOLICITAR LA TARJETA DE FEDERADO 2018

Solicitud tarjeta federado montaña 2018

SECCIÓN DE MONTAÑA

NACIMIENTO DEL MONTAÑISMO EN NUESTRO CLUB
A partir del año 1.929 en que los hermanos Manolo y Alfonso Yllera García-Lago trajeron unos esquís finlandeses de la Exposición Internacional de Barcelona, comenzamos a ir a Soto de Campóo a esquiar en la ladera sur del Puerto de Tajahierro los citados hermanos, Carlos Rasines, Manolo Abarca, Jesús Ródenas, algún otro que no recuerdo y yo. También iban unos alemanes de la empresa Editorial Aldus.

Fernando Bustamante Quijano, que había subido en verano con la cabaña ganadera del Valle de Buelna,  pensó que las brañas de aquellos puertos de montaña, cubiertas por la nieve, habían de ser excelentes pistas para la practica del esquí y propuso que en las vacaciones de Semana Santa fuésemos a esquiar en la Braña de Palombera, hospedándonos en la Venta del Sordo (o venta de Tajahierro) y que lleva aquel nombre por ser fundación de D. Ángel de los Ríos, conocido por el Sordo de la Torre de Proaño.

Así lo hicimos y nos trasladamos desde Reinosa a Soto de Campoo en un pequeño autobús de línea. Al llegar al puerto de Tajahierro la niebla nos dificultó localizar la Venta del Sordo hasta que un rayo de sol que se filtró por entre las nubes nos permitió ver la caseta de Peones camineros próxima a la Venta. Entramos en esta descendiendo desde un enorme nevero al alto balcón corrido que entonces tenía.

 

ERA MUY DURO HACER MONTAÑA EN AQUELLOS AÑOS
Allí nos ofrecieron para dormir sendos camastros con colchones de hojas de maíz, una manta y pieles de cabra agujereadas. Pasamos la noche con frío pues la habitación tenía en sus paredes y ventanas huecos por donde se colaba el viento, siendo el único elemento de calefacción la cuadra que había debajo, solo separada, como es habitual en la Montaña, por el suelo de madera. Dormimos poco en aquellas condiciones, arrullados por el continuo campaneo y mugido de las vacas. Amaneció un día maravilloso y así todos los demás días de nuestra estancia. Extraordinarias noches de luna nos permitían hacer algunos recorridos por los contornos.

Y allí nació la idea de fundar un club para la practica del esquí y del montañismo en general. Encontrándonos Fernando y yo en lo alto de la Braña de Palombera y a la vista de una cabaña ruinosa que allí había, le propuse que fundásemos un club y reconstruyésemos aquella cabaña como primer refugio.

Le pareció excelente la idea y el verano siguiente dimos comienzo las gestiones para ello, en las que Fernando desarrolló una gran actividad y labor de proselitismo, quedando constituido el CLUB ALPINO TAJAHIERRO después de muchas dudas sobre el nombre. Para constituir la sociedad deportiva nos reunimos en los altos del pequeño “Bar Suizo”, en el Paseo de Pereda, nº 13, nombrándose una Junta Directiva provisional, de la que Fernando Bustamante Quijano fue nombrado Presidente y teniendo que tropezar con la dificultad de ser menores de edad los organizadores. Esto ocurría en la primavera de 1.931.

AQUEL VERANO DE 1931

Como resultaba difícil y lento llevar a cabo el arreglo de la cabaña de Palombera decidimos arrendar parte de la Venta del Sordo, lo que consiguió Fernando.

El gran dibujante y caricaturista, entonces en el Seminario, padre Antonio Martín Lanuza, nos hizo el diseño de una insignia y nos presentó varios dibujos, de entre los cuales elegimos la actual del Club, que entonces resultaba muy moderna.

Aquel verano de 1.931 me llevó dos veces en su moto a Soto de Campóo y a la Venta, el también socio del Club, Valentín Cesáreo para ponerme en contacto con un albañil y un carpintero. Arreglaron los boquetes de los muros, puertas, suelos y ventanas y el carpintero hizo y acopló unas literas que yo diseñé. Con ello y la instalación de una salamandra en el dormitorio quedó el refugio bastante cómodo.

Como no eran suficientes las literas para los socios que habitualmente acudían a Tajahiero, se subieron unos somieres con varillas elásticas de madera, cuyos apoyos en la nieve tenían forma de trineo. Por cierto que el día que los llevaron llegamos tarde a Soto de Campóo y aunque no era aconsejable subirlas, dada la hora que era, la mayoría decidió salir puerto arriba tirando de aquellos falsos trineos como si fuésemos perros polares.

La marcha era lenta y se hizo de noche y tras un esfuerzo agotador tuvimos que abandonarlo todo después de haber rebasado el nevero del “Monín”, llamado así por haber muerto sepultado en él por un alud de nieve, cuando trabajaba para dejar expedita la carretera, un caminero conocido por dicho sobrenombre.

Fue preciso esperar a que se recuperaran los de la caravana, agotados y tumbados en la nieve, antes de partir de nuevo juntos pues se oían aullidos de lobos y podía haberse producido una tragedia si alguno se hubiera quedado descolgado. Cuando llegamos a la Venta del Sordo a la una y pico de la madrugada, empapados y tiritando, los que estaban en la Venta no atendían a nuestras llamadas hasta que el ventero identificó mi voz y nos abrió la puerta.

Para llegar a la Venta del Sordo, situada en la ladera norte, subíamos desde Soto por la ladera de mediodía, de la que los vientos del sur se llevaban rápidamente la nieve, no obstante lo cual no se podía llegar en coche al refugio a causa del gran nevero, antes citado, que cerraba el paso.

El haber sido el Decano de los deportes de Esquí y Montaña en en Cantabria, hizo que socios de nuestro Club fuesen los fundadores de la Federación Cántabra de Deportes de Invierno y ademas presidieron en diversas etapas de su historia la Federación Cántabra de Montaña, hacia los años 1.957 y 1.960, también las delegaciones de la ENAM (Escuela Nacional de Alta Montaña) y el GAM (Grupo de Rescate de Alta Montaña), participando activamente en este caso en concreto en el rescate de Lastra y Arrabal en el Naranjo de Bulnes.

Actualmente, y después de recorrer varios locales, la sede social del Club se encuentra en la Calle Rubio, 2 – 2º Izda. de Santander, local que es propiedad del Club.

UN POCO DE HISTORIA DEL MONTAÑISMO MODERNO
LOS PRECURSORES DEL MONTAÑISMO EN ESPAÑA
adores.

FORMACIÓN DE MONTAÑEROS NUESTRA FILOSOFÍA

El Club Alpino Tajahierro, decano del deporte del esquí y montaña en Cantabria, tiene una extensa historia en el área de formación en esta comunidad.

No en vano es uno de nuestros mas ilustres socios Rodolfo Amorrortu (Fofo) quien al volver de su servicio militar en la escuela militar de alta montaña de Jaca, comienza a enseñar a sus amigos y socios del club las técnicas allí aprendidas.

Por las escuelas de montaña y estos cursos, aquellos años pasaron casi todos nuestros actuales socios a la hora de formarse como montañeros , que con el paso del tiempo se han convertido en los actuales formadores de los niños del club.

Esta filosofía hace que hoy en día los actuales profesores de vuestros hijos, sean los que han recibido de las anteriores generaciones su formación, trasmitiendo de una a otra el conocimiento, y valores como respeto, orden, disciplina deportiva, buen comportamiento, educación, compañerismo, respeto hacia los demás, espíritu de equipo  y respeto por el medio ambiente, la montaña y los deportes que en ella practicamos.